Autódromo OSCAR CABALÉN

El automovilismo cordobés siempre fue uno de los grandes protagonistas a nivel nacional; desde el Primer Gran Premio a Córdoba de 1910 ganado por Juan Cassoulet.

Córdoba manifestó desde un comienzo vocación notable por los deportes mecánicos. Y muy pronto tuvo la famosa carrera de La Tablada, organizada por la Asociación Sportiva Audax Córdoba; escenario de los primeros triunfos de Bugatti en el país. Esta era muy al estilo europeo y, como se dijo, con verdaderas máquinas “pura sangre”.



Luego en los 30 el circuito de San Francisco, en los 40 los autos de Grand Prix en Bell Ville, y llegando a los 50 el paso de la Buenos Aires–Caracas.

También tuvo sus temporadas de Fórmula 1, de Fórmula 2 y Fórmula Juniors, y como corolario a partir del año 84 el Rally de Argentina con puntaje para el campeonato mundial de la especialidad.

Estos fueron algunos de los hitos en el automovilismo local, hasta que se pudo cumplir el sueño de construir desde cero un autódromo.

El 11 de diciembre de 1966 se colocó la piedra basal de la obra en el km. 24 del camino hacia Alta Gracia, y el 17 de marzo de 1968 se produjo la inauguración oficial con una carrera de TC ganada por Andrea Vianini con “La Garrafa” de los hermanos Bellavigna, donde Carlos Pascualini terminó entre los seis primeros.

Ya ese primer año hubo nada menos que 5 carreras de TC, y carreras de Fórmula 1 y 2 nacional en el circuito perimetral de 3101 metros.



A partir del año 69 el autódromo Oscar Cabalén fue testigo privilegiado de la mágica época de los Sport Prototipos, y la visita varias veces al año de esta categoría lo convirtió en un verdadero clásico. Autos como los Baufer, Trueno, Huayra, Chelco y Numa por nombrar solo a algunos de los mas representativos, hicieron brillar a pilotos de la talla de Copello, Marincovich, Di Palma y García Veiga.

El folclórico TC también supo desfilar por el cabalén durante los años 70, y su última presentación fue en el año 77.

Con la lamentada desaparición de los Sport Prototipos, de alguna manera su lugar fue ocupado por la Fórmula 1 Mecánica Nacional. El Cabalén fue testigo de 7 competencias de la especialidad donde se destacaron sobre todo los autos construidos por Oreste Berta y por Juan Carlos Pianetto.

Desde los años 80 y hasta nuestros días la preponderancia de los autos con techo sobre los monopostos y prototipos se hizo total. El cabalén fue y es protagonista también ya que sus fechas de TC 2000 y Turismo Nacional son esperadas ansiosamente todos los años por la afición local.



Pasaron 40 años desde aquella inauguración y hoy el Autódromo Oscar Cabalén, además de recibir a las principales categorías del país, es uno de los importantes puntos por donde pasa el Rally de la Montaña.

Fuente: Sprinter