ORESTE BERTA "El Mago de Alta Gracia"

Sin duda alguna deberá escribirse mas sobre la vida de Oreste Berta el día que se historie el automovilismo argentino, porque de sus manos surgieron toda clase de vehículos de competición y hasta un motor V8 para Sport y Formula 1 internacional, sin contar sus éxitos deportivos con los Torino o las 84 hs. de Nürburgring.

Oreste Berta es de Santa Fe, pero en Alta Gracia desarrolló toda su actividad mecánica principal. Nació el 26 de agosto de 1938 y ya en 1949 prepara un motor Cucciolo de 50 c.c.En 1953 ingresa en la facultad de ingeniería de Rosario. Cuando cursaba su tercer año deja de estudiar.

Luego de un breve paso por una fábrica de cosechadoras, en 1960, comienza a trabajar en IKA y viaja a USA recomendado por James Mc. Cloud. Comienza a trabajar en Kaiser Jeep con un sueldo de U$S 550 y se instala cerca de Detroit.

En 1962 retorna al país y es contratado por IKA para el departamento de ingeniería, instalándose definitivamente en Alta Gracia. Aquí comienza la auténtica historia de Oreste Berta.

En 1963 prepara el primer Renault 1093 para un cliente de su padre: Federico Weiss; luego aparece en su vida Eduardo Copello y es aquí que se inician los primeros triunfos, las victorias nacionales y el Campeonato de Turismo de 1966.

A partir de este momento nada detiene a Berta, dirige el equipo oficial IKA que con los Torino arrasa en la temporada de TC de 1967, comanda la Misión Argentina a Nürburgring. Otro proyecto surge de la mente de Berta poco después el primer Sport Prototipo Internacional: el famoso Berta LR. La hermosa máquina cumple una gran labor en Buenos Aires en su debut, y una destacada actuación en Nürburgring, aunque debe desertar cuando marchaba quinto en la general.



No terminó allí la labor de Oreste Berta, al año siguiente 1971, presenta al periodismo en Alta Gracia su motor V8 Internacional y acto seguido el primer auto de Fórmula 1 Internacional íntegramente argentino.

La carrera de Berta nunca se detuvo y los éxitos deportivos tampoco, sus autos ganan en todas la categorías que participan desde los Fórmula 2 hasta las míticas Renault Fuego.

En 1987 en La Fortaleza, se desarrolló un ambicioso proyecto, la construcción del Túnel de Viento, único en su tipo en América del Sur. Incursionó en el mercado aeronáutico y también deslumbró con sus pensamientos.

El 19 de mayo de 2001 Oreste Berta recibió el título de Dr. Honoris Causa de la Universidad de San Juan, Berta declaró: "fue una de las pocas cosas que me provocaron un shock emocional estudié ingeniería y abandoné los estudios y luego progresé como autodidacta. Pero me emocionó que hayan buscado todo lo que hice en mi vida para dármelo a mí. Esa gente trabajó durante 4 años para determinar que ese título me lo den. Actuaron con seriedad, y por eso lo valoro tanto".

Hoy sus hijos Brian y Oreste (h) son continuadores de la tradición exitosa de Berta, el equipo Ford YPF de TC 2000 disputa los primeros puestos desde su concepción, los autos de Berta siempre son referentes.

Sin duda alguna, Berta fue y es un técnico de avanzada, transformador del automovilismo argentino demostrando que nada es imposible. Lástima que le faltó el apoyo necesario para cosas mayores en el orden internacional, donde tuvo varias propuestas, pero el prefirió quedarse en el país.

Fuente: Sprinter.



El circuito de pruebas de Oreste Berta

El martes 27 de febrero de 2008 Oreste Berta S.A. inauguró oficialmente su pista de pruebas denominada Gastón Perkins en una iniciativa muy especial para una empresa que está entre las más importantes de América Latina.

Al evento concurrieron autoridades, invitados, amigos y medios de prensa de todo el país. Junto a Oreste estuvieron sus hijos, Brian, Director de Berta S.A y Orestito jefe de Berta Motorsport.




El circuito

El circuito de pruebas fue el resultado de una planificación iniciada hace dos años y medio por Oreste Berta. El trazado, de 700 metros, contempla dos anillos de velocidad unidos por dos rectas, todo en asfalto, complementado por una horquilla de cemento.

"Intentamos contar con la ingeniería que estuviera a la altura de los mejores del mundo. Y creo que con este paso estamos en un gran nivel. Una pista de pruebas no tiene que ser necesariamente extensa. Un auto puede transitar un sector pequeño en reiteradas ocasiones y eso permite sacar varios parámetros", explicó Berta.

"Según estudios, ocho horas de trabajo en la pista de pruebas equivale a un año completo de carreras, ya que en una competencia el piloto se exige muy pocos segundos por vuelta", agregó el Mago, que contó para este proyecto con el apoyo de varias empresas.

La pista tiene un sistema de riego, que permite que la capa asfáltica se humedezca de forma pareja y puede asemejar una lluvia de 40 milímetros por hora.

"Esto no sólo sirve para los automóviles de competición, sino para vehículos de producción. Hasta ahora las terminales de nuestro país tenían que viajar a Brasil para probar sus productos. Desde ahora lo podrán hacer acá. Esta pista está a disposición de quien la quiera usar", aseguró Berta.

Brian Berta (director de Berta S.A) agregó: "La única palabra acorde a todo esto es felicidad. Ver que los proyectos surgen y la empresa no deja de crecer es muy gratificante. Sin dudas, esta pista va a ser de gran importancia para el desarrollo del automovilismo argentino".