Los Ases de la Fórmula 1

Estamos a fines de 1959. Se anuncia la Temporada Internacional de Fórmula 1 en nuestro país y, además del Gran Premio de la República Argentina a correrse en el autódromo de Buenos Aires, se habla de una segunda carrera. El mundo tuerca de Córdoba se moviliza con Alcides Raies a la cabeza. Se habla con el Gobernador de la Provincia, Dr. Arturo Zanichelli quien acepta la idea de una competencia en cordoba en el Parque Sarmiento. Una parte de los beneficios serán destinados al Instituto de Rehabilitación al Lisiado, entidad presidida por el Sr. Moroni Petot, colaborador en algunos aspectos de la programación.

Raies y Miguel Bruno viajan a Buenos Aires. Los contactos con el ACA dan sus frutos. De esta manera queda programado el Gran PremioCiudad de Buenos Aires” en córdoba para el día 14 de febrero de 1960.

Se instala una oficina en Córdoba y Edgar Biaciso, secretario y amigo de Raies, trabaja febrilmente en la parte organizativa de la comptencia. Por primera vez habrá Fórmula 1 Internacional en Córdoba y debe hacerse todo muy bien. Además el ACA, con el asesoramiento de Juan M. Fangio, indica una serie de trabajos en el circuito-parque por razones de seguridad. Incluso Alcides Raies, logra que el Gobierno construya dos túneles opara que el público pueda cruzar la pista, uno a la altura del monumento al Dante, y el otro cerca del mástil. Con el tiempo estos pasadizos debieron ser cerrados por razones obvias.

El trabajo fue arduo y el Club Atlético Carlos Paz y el Instituto de Rehabilitación al Lisiado cubrieron todos los detalles. El circuito quedó definitivamente de 3100 metros transitando por la avenida de Los Carolinos, doblando por la calle frente al Jardín zoológico, bajada a la avenida hacia ruta 9 a través de una ese denominada “la viborita”, y finalmente otra vez la Avenida de Los Carolinos. Un dibujo difícil, hasta peligroso y un piso con muchos defectos.

Se prometen 25 máquinas, pero finalmente concurren 15 notándose la ausencia del equipo Ferrari. Varios argentinos consiguen máquinas para intervenir: Carlos Menditeguy (Cooper Maserati), Rodríguez Larreta (Lotus), Nasif Estefano con su Chevrolet Wayne y Oscar Cabalén (Maserati). Con respecto a Cabalén bueno es destacar que se hicieron gestiones ingentes, incluso con el Gobernador con la fábrica Ferrari para alquilar un auto, pero la idea no prosperó y el cordobés debió participar con un Maserati de propiedad de Gino Munaron, clasificándose muy por encima de Jack Brabham y Maurice Trimtignant, entonces el cordobés decidió no participar al día siguiente.

En dichas pruebas clasificatorias sufre un serio accidente Juan M. Fangio al girar algunas vueltas de exhibición. Los tiempos mostraban cabalmente el panorama que podía esperarse para el domingo, con Brabham y Trintignant adelante a un promedio de 127 km/h, seguidos de los BRM del sueco Bonnier y el norteamericano Dan Gurney y luego los argentinos Rodríguez Larreta y Menditeguy, lejos de esos tiempos.

Un lleno completo ofrecía el Parque Sarmiento en aquella calurosa tarde de febrero cuando comenzó la competencia. El campeón mundial Jack Brabham tomó la punta de inmediato seguido a su rueda por Bruce Mc Laren, de manejo brioso pero inconstante y al bajar “la viborita” marcan el ritmo de la carrera, mientras detrás de elos se van encolumnando Dan Gurney (BRM), Joakim bonnier (BRM) y el francés Maurice Trintignant, piloteando con suavidad y esperando su momento pues estaba muy acostumbrado a este tipo de escenarios tortuosos. Le recordaban al de Pau, de su país, donde se había impuesto varias veces.

El piso desparejo castiga las suspensiones de los Mc Laren lo que cambia la carrera. El duelo entre Gurnay que aprieta los Mc Laren duran 35 vueltas. Primero entra Brabham a boxes con rotura de suspensión y casi inmediatamente Bruce Mc Laren. Luego Harry Shell, todo un personaje de la Fórmula 1, que lo hace varias veces… pero para refrescarse.

El espectáculo lo da el argentino Carlos Menditeguy al comando del Cooper Maserati. Dobla en tres ruedas en la curva del mástil y va remontando hasta llegar al tercer lugar cuando declina el BRM de Bonnier. Pero tiene problemas en la caja entra a boxes tomando el auto de Bonomi, perdiendo 2 vueltas, aunque recupera una.

Girando con un manjeo vigoroso, Menditeguy enloquece al público, vuelta tras vuelta. Lamentablemente en la vuelta 63 tiene que aflojar. Fue el espectáculo del día.

Trintignant en tanto incesantemente persigue la punta y aprovechando problemas en la caja de Gurney, se afirma definitivamente en el primer lugar ganando de esta forma la primera carrera de Fórmula 1 disputada en Córdoba. El argentino Froilán González con muchos inconvenientes sólo pudo dar 11 vueltas.


Clasificación:
1) 38 Maurice Trintignant Cooper Climax Francia
2) 42 Dan Gurney B.R.M. EEUU
3) 14 Gino Munaron Maserati Italia
4) 44 Ettore Chimeri Maserati Venezuela
5) 40 Joakim Bonnier B.R.M. Suecia

Fue una gran jornada para el autmovilismo cordobés. Los mejores pilotos del mundo habían rodado por primera y única vez por un circuito de la provincia.